Thuk Je Che Tibet

 

Manifiesto TJChT   


La Asociación Thuk Je Che nace para defender y ayudar al pueblo Tibetano ante el constante empeoramiento de la situación que deriva en auto inmolaciones, detenciones sin causa,  encarcelamientos sin juicios, persecución religiosa, genocidio humano y cultural, pérdida de la dignidad, total supresión de cualquier derecho básico como el mas elemental y primario que es la vía.

 

La invasión del territorio Tibetano y las muchas atrocidades cometidas durante el periodo de la ocupación y después de ella constituyen en si mismas graves violaciones de los protocolos de la Convención de Ginebra y la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

 

A día de hoy las autoridades chinas disparan en manifestaciones pacificas, es ilegal tener la bandera tibetana y cualquier fotografía de su líder espiritual es considerado un delito que lleva a la cárcel, se provocan abortos y esterilizaciones forzadas realizadas por ordenes de las autoridades chinas implicadas en la represión, remitiéndonos todo ello a los más oscuros horrores de la segunda guerra mundial, en unos tiempos donde tenemos organismos que velan por los derechos de las Naciones.

La Organización de Naciones Unidas no ha tomado ninguna medida y  las violaciones de todo tipo de derechos se siguen cometiendo delante de una Comunidad Internacional que no quiere ver la gravedad de lo que allí ocurre.

   

Consideramos todo lo expuesto crímenes contra la humanidad y por lo cual queremos dirigirnos a diferentes estamentos, embajadas y gobiernos hasta conseguir que las partes se sienten en la mesa de negociación y lleguen a acuerdos que pongan fin a esta situación.

 

Por lo que pedimos:

• La intervención de la ONU, enviando observadores que garanticen la seguridad de la población Tibetana.

• Libre acceso de medios de comunicación al interior del Tibet.

• El retorno del Panchen Lama Gedhrun Choekyi Nyima, secuestrado por China.

• La entrada de mediadores que velen para que las partes logren alcanzar acuerdos satisfactorios.

• La implantación del llamado "camino del medio"  hasta conseguir una Autonomía real con un auto gobierno Tibetano integrado en China.

• El retorno del líder espiritual del Tíbet S.S. el Dalai Lama.

 

Consideramos razonables los puntos expuestos, la pérdida diaria en vidas humanas urgen a tomar decisiones y actuar lo mas rápidamente posible.

  

Independientemente de que los hechos expuestos son constitutivos de delitos contra la humanidad, llegar a una hipotética solución o estabilización del conflicto consideramos que no quita gravedad  a los hechos ya acontecidos y que estos deben ser perseguidos y sancionados, según establecen los tratados y convenios internacionales.


Os podéis descargar el manifiesto (pdf).